Espirulina Orgánica

¿Qué es la espirulina orgánica?: Descubre todos sus beneficios

La espirulina orgánica es un organismo de la familia de las algas verdes y azuladas, conocida como microalgas o cianobacterias. Puede encontrarse de manera natural en aguas alcalinas, cálidas y poco saladas. Recibe su nombre debido a la estructura de espiral o hélice que se muestra bajo el microscopio. Aunque su nombre científico es Arthrospira platensis.

Beneficios y propiedades de la espirulina orgánica

La espirulina orgánica es uno de los alimentos naturales más completos que existen por su alto contenido en minerales, vitaminas, oligoelementos y proteínas. Por eso, la ONU recomienda su consumo, sobre todo en casos de malnutrición aguda, en situaciones de emergencia humanitaria y malnutriciones crónicas, y la NASA la ha incluido como parte de la alimentación de los astronautas en sus misiones espaciales.

Además, atletas olímpicos de Cuba y China la consumen para mejorar su rendimiento deportivo. En el centro de formación deportiva más grande de China, entrenadores han informado que ayuda a estimular el sistema inmunológico y a favorecer una rápida recuperación de los deportistas.

En Robis somos fabricantes de productos ecológicos. En nuestro catálogo de productos BIO/ECO puedes encontrar espirulina orgánica para incorporarla a tus platos preferidos. Puedes tomarla de distintas maneras, pero la más habitual es en comprimidos. Aunque, si lo prefieres, puedes mezclarla con hummus, guacamole o añadirla en polvo para hacer salsas o para batidos que puedes tomar en el desayuno, el almuerzo o la merienda.

Fuente de proteína

La espirulina es una de las fuentes naturales más ricas en proteínas de alto valor biológico y es fácil de digerir. Estas proteínas están formadas por los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no puede sintetizar por sí mismo, por lo que deben incluirse a través de la alimentación. Se trata de un suplemento que ofrece proteínas más digeribles que las de la carne de ternera y que contiene una gran variedad de elementos nutritivos. Por eso, en el caso de los veganos, es una magnífica opción para reemplazar la falta de proteína animal, pudiendo tomarse en zumos, batidos, cremas y aliños.

Más energía

Es normal que, de vez en cuando, nos sintamos más débiles debido a la falta de sueño, a la escasa ingesta de hierro en nuestra dieta y al estrés. Al promover la síntesis de la hemoglobina, la espirulina orgánica posee un alto contenido en hierro y un efecto oxigenante que nos ayuda a sentir menos fatiga, aumentar nuestra claridad mental y conseguir un mayor rendimiento físico. Su efecto vigorizante se nota rápidamente en cuanto empezamos a tomarla.

Fortalece nuestro sistema inmunológico

Su alto contenido en vitaminas del grupo B, y en minerales como el selenio, el potasio, el cobre, el manganeso, el zinc, el cobre y el fósforo favorecen la regeneración celular y evitar la inflamación. Minerales que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y a acelerar los procesos de recuperación en personas convalecientes.

Efecto detox

Otra de las propiedades que convierten a la espirulina orgánica es un superalimento es su alto contenido en clorofila, lo que ayuda a depurar nuestro organismo y a desintoxicarlo de metales pesados, así como de metabolitos tóxicos y pesticidas, protegiéndonos de esta forma de procesos inflamatorios. Con lo cual, nos sentiremos menos hinchados, nos saldrán menos granitos y nos sentiremos mejor en general.

Facilita la digestión

Las vitaminas del grupo B y las enzimas digestivas que contiene la espirulina orgánica ayuda a mejorar la absorción de los nutrientes, a facilitar la digestión y a acelerar el metabolismo. Además, favorece la formación de la flora bacteriana en el intestino, lo que evita la candidiasis vaginal y el estreñimiento.

Bajo en grasas saturadas

A diferencia de otros alimentos con un alto valor nutricional como las carnes o los lácteos, la espirulina orgánica es un suplemento bajo en grasas saturadas. Aporta, además, ácidos grasos esenciales como el gamma-linolénico que no suelen encontrarse ni en los huevos, ni en la carne ni en los lácteos, con la ventaja de que es baja en calorías.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]