Levadura De Cerveza

¿Para qué es buena la levadura de cerveza?

La levadura de cerveza es un condimento rico en proteínas que resulta muy útil para aquellas épocas en las que comemos peor debido a las prisas y en las que nuestra dieta es deficitaria en alimentos proteicos.

Se trata de un producto que se obtiene a partir de la fermentación de cereales como el trigo o la cebada, presentando un aspecto limpio, seco y pasteurizado, casi siempre en forma de polvo o copos, pero también puede encontrarse en forma de comprimidos o cápsulas.

La mayor parte de la levadura de cerveza que comercializan los fabricantes de productos ecológicos ha pasado además por un proceso para restarle su sabor amargo, por lo que en muchos paquetes podemos encontrar la palabra “desamargada”.

Cabe destacar que la levadura de cerveza es un subproducto de la industria de esta bebida, por lo que es un alimento sostenible y de aprovechamiento. En cambio, si se trata de levadura nutricional, se trata de un producto que se fabrica expresamente a partir de melazas, generalmente de caña o remolacha.

Por esta razón, no presenta el sabor amargo de la levadura de cerveza tradicional a pesar de que ambas salen de la misma cepa. Ambas presentan las mismas ventajas para tu salud, lo único que varía es su sabor, por lo que es cuestión de probar diferentes marcas hasta dar con la que más te guste.

1. Es buena para el crecimiento

La levadura de cerveza es rica en fibra, proteínas, vitaminas y hierro. Siendo uno de los alimentos con mayor proporción de vitaminas del grupo B. Todos estos componentes resultan ideales para fomentar la producción de ciertas hormonas y proporcionarnos la energía necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, el crecimiento y la buena salud. Es aconsejable tomarla por las mañanas en el desayuno precisamente por el elevado aporte de energía que aporta, además, nos ayuda a combatir la falta de motivación, la astenia, la anemia y el déficit nutricional.

2. Previene el estreñimiento

Contiene una elevada cantidad de fibra, de manera que puede ayudarnos a evitar el estreñimiento. Además, contribuye a reparar la flora y las paredes del intestino.

3. Contribuye a la cicatrización

Al poseer un alto contenido en nutrientes como la biotina, la levadura de cerveza ayuda a regenerar los tejidos lesionados más rápidamente.

4. Fortalece el pelo, la piel y las uñas

El aporte de vitamina B2 de la levadura de cerveza ayuda a fortalecer la piel, las uñas y el pelo, mejorando su hidratación, su textura y su fortaleza. Facilitando el crecimiento de unas uñas y un pelo sanos y retrasando el envejecimiento de la piel.

5. Muy recomendable en casos de diabetes mellitus e hipertensión

La levadura de cerveza no posee grandes cantidades de sodio y carece por completo de azúcares, por lo que es ideal para mantener la tensión arterial estable y proporcionar el aporte energético y nutricional necesarios para personas de algunos grupos alimentarios restringidos, con problemas de metabolización o con determinadas intolerancias. Es el caso de las personas con diabetes e hipertensión.

6. Fortalece el corazón y el sistema inmunológico

Debido a su alto contenido en ácidos grasos esenciales, la levadura de cerveza ayuda a fortalecer las defensas gracias a su alto aporte de resistencia y energía. Pero, además, ayuda a mantener nuestro corazón y nuestro sistema arterial en perfecto funcionamiento.

7. Mejora la motivación y el estado anímico

El aporte de energía de la levadura de cerveza ayuda a mejorar nuestra capacidad de motivación. Esto hace que nos concentremos con más facilidad y que nuestro sistema conductual sea más eficiente. Pero además, se ha demostrado que puede mejorar el estado de ánimo.