Alcachofa Artichoke

La alcachofa, tu aliada para perder peso después del verano

¿Has cogido algo de peso en las vacaciones de verano y no sabes cómo deshacerte de él y volver a tu peso ideal? Es cierto que es complicado adelgazar, pero todos pensamos equivocadamente que para perder esos kilos de más que nos sobran tendremos que pasar hambre. Este pensamiento es erróneo porque solo debemos mantener una dieta equilibrada y realizar algo de ejercicio diario. Además, podremos disfrutar de la comida que nos hará adelgazar, con alimentos como la alcachofa.

Beneficios de la alcachofa

Esta hortaliza posee numerosos beneficios para nuestro organismo. Entre los componentes de la alcachofa está la inulina, un carbohidrato que se metaboliza muy despacio en nuestro organismo, lo que es podría ser apropiado para la diabetes. También la alcachofa es muy rica en fibra, y por ello ayuda a disminuir la glucosa en sangre y a controlar los niveles de colesterol. Además, este vegetal posee la capacidad de combatir el estreñimiento.

Otro de los beneficios de la alcachofa es que contiene cinarina, una sustancia que estimula la secreción de la bilis. De esta manera, favorece la digestión de la grasas y previene la retención de líquidos con un efecto diurético. Su aporte calórico es muy bajo, la alcachofa posee menos de un 1 % de grasa, esto se traduce en unas 22 calorías por cada 100 gramos. Por todo ello, el efecto adelgazante de la alcachofa se debe a tres factores: su bajo nivel de calorías, su efecto diurético y su capacidad para digerir las grasas y eliminarlas.

Además de todo lo anterior, cabe decir que la alcachofa favorece y ayuda a las funciones hepáticas, ya que funciona como limpiador y regenerador de nuestros intestinos, nuestro hígado y riñones.

Bajar peso con el agua de alcachofa

El agua de la alcachofa puede ser consumida tres veces al día. Esta dieta puede realizarse durante 10 días al mes, durante por lo menos 3 meses. De esta manera, iremos perdiendo peso, y además desintoxicaremos nuestro organismo. Durante los 10 días se basará la alimentación en consumir jugos naturales, frutas y verduras, desechando las comidas con grasas. Igualmente es recomendable media hora de ejercicio al día.

Para la preparación de la bebida de la alcachofa que te ayudará a bajar peso necesitarás dos alcachofas frescas y sanas. Se cortarán en dos mitades, además del extremo del tallo. En una olla donde prepararemos el jugo, pondremos a hervir las dos alcachofas en un litro y medio de agua. Estarán listas cuando adquieran una tonalidad adecuada y se vuelvan más blandas. Después de hervidas, reservaremos el agua de la cocción. Las alcachofas podremos consumirlas con un poco de aceite, sal y vinagre creando un plato sano y sabroso. Con el agua obtendremos litro y medio de agua, y es lo que nos beberemos durante un día.

Un desayuno recomendable sería una taza de avena, una manzana y después el vaso de agua de alcachofas. También se tomará después de las comidas principales, ya que favorece la digestión, es diurética y ayuda a procesar las grasas. Por ello, se aconseja su consumición después de las comidas.

Como el litro y medio del agua de las alcachofas nos servirá para todo el día, puedes reservarlo en el frigorífico, y cuando lo tomes puedes consumirlo junto con jugo de limón y unas hojas de menta. Su sabor es mejor y los beneficios, también. Recuerda que además de tomarte el agua de las alcachofas debes seguir una dieta equilibrada donde no falten las ensaladas y el ejercicio diario.

Otra opción más sencilla es consumir la alcachofa es el suplemento alimenticio. Las cápsulas, comprimidos o incluso en formato infusión son producidos con la raíz de los extractos de las hojas de esta hortaliza; de donde se consiguen los más importantes nutrientes destinados a la pérdida de peso. En Robis, especialistas en complementos alimenticios, la podrás encontrar en formato de comprimidos. Se recomienda la toma de 4 comprimidos al día con la suficiente agua, en dos tomas, media hora antes de las comidas principales.