Menopausia

Menopausia: complementos alimenticios para ayudarte en esta etapa

La menopausia es un proceso natural que aparece en las mujeres entre los 45 y los 54 años y que pueden hacernos aumentar de peso, estropear nuestra piel y disminuir nuestra energía y vitalidad. Pero además, con el fin de los ciclos menstruales, las mujeres suelen sufrir cambios hormonales que vienen acompañados de sofocos, sudores, cambios de humor, ansiedad y depresión. Cambios que pueden resultar muy molestos y frustrantes.

Afortunadamente, pueden suavizarse con una dieta equilibrada y tomando algunos medicamentos, ya sean hormonales, naturales o sintéticos. No obstante, aunque podemos encontrar una amplia variedad de productos químicos que pueden ayudarnos a aliviar los síntomas de la menopausia, siempre es más recomendable apostar por complementos alimenticios, ya que tienen menos efectos secundarios.

Y es que, en los últimos años, algunos estudios han planteado que las terapias tradicionales de reemplazo hormonal pueden aumentar los riesgos de padecer cáncer de mama, infartos o accidentes cerebrovasculares.

Por eso, si estás buscando un tratamiento alternativo y complementario, puedes probar los suplementos alimenticios para aliviar los síntomas de la menopausia de forma natural. A continuación te mostramos algunos de los que mejor funcionan.

Isoflavonas de soja

Se trata del suplemento más popular entre las mujeres en la menopausia. Su composición es muy parecida a la de los estrógenos naturales, por lo que son ideales para proporcionar a nuestro cuerpo los estrógenos que ha empezado a dejar de producir. Te recomendamos que siempre sea soja procedente de agricultura ecológica, que puede encontrarse en forma de cremas y cápsulas.

Omega 3

Los ácidos grados esenciales Omega 3 son un tipo de grasa ideal para muchos aspectos de nuestra salud. No solamente protegen nuestro corazón y nuestro sistema inmunitario, sino que además son antiinflamatorios, lo que resulta clave durante la menopausia. Además, es rico en vitamina E, vehículo principal de la mayor parte de las hormonas. Es cierto que no evitan los sofocos, pero sí alivian las inflamaciones, reduce los niveles de colesterol en sangre y mejora los problemas de huesos.

Raíz de maca

La raíz de maca es muy recomendable para paliar muchos de los síntomas de la menopausia, especialmente la depresión, la ansiedad y la pérdida de deseo sexual. Además, en muchas zonas del mundo, como Bolivia o Perú, se usa desde la antigüedad para tratar numerosas dolencias.

Aceite de onagra

El aceite de onagra es rico en gamma linoléico, un ácido omega 6 que está implicado en la producción de sustancia similares a las hormonas, conocidas como prostaglandinas, lo que ayuda a regular la temperatura corporal, a conciliar el sueño y a estar más activa a nivel emocional. Además, reduce la intensidad de los sofocos, alivia la sequedad vaginal y la sensibilidad del pecho y aumenta el apetito sexual.

Aceite de borraja

La borraja se caracteriza por estar cargado de macronutrientes, vitaminas, minerales y diversos compuestos vegetales. Todo ello, además de su alto contenido en ácidos grasos saludables, lo convierte en una excelente opción entre los aceites herbales para tratar diversas patologías.

Además de ser muy útil a la hora de rebajar los síntomas de la menopausia, este aceite es, por otra parte, una gran solución para aliviar en la edad fértil aliviar los síntomas premenstruales.

Vitamina E

Esta vitamina, presente en multitud de productos como las espinacas, las olivas verdes, el brócoli, las cerezas, los tomates, así como en muchas especias y frutos secos, es un estupendo complemento para aliviar los síntomas de la menopausia. Combinada con una dieta equilibrada de calcio conseguirá mejorar sustancialmente los trastornos y dolencias propios de esta etapa.